22/10/09

Yo también lo agradecería

<<secretaria.jpg>>
Se que no hago nada especial que no sea mi trabajo, pero estoy segura que siempre se puede poner una guinda al trabajo que una hace. Soy secretaria y como tal, es parte de mi trabajo preparar una buena logística a una colega de mi jefe que ha venido desde Francia para trabajar con nosotros un par de años.

Desde el Lunes pasado llevo peleándome con mi Help-Desk para conseguirla una dirección electrónica, que pueda escribir y recibir mails de fuera de factoría, que tenga conectividad con su red de francia en la toma que tenemos para los que vienen de fuera (Francia o Alemania), que no le veten ciértas páginas de internet a las que se debe conectar, tomarme el cafetito de la mañana con ella charlando despacio para que me entienda, buscándole planos de carretera de llegada desde su casa al puesto de trabajo, preguntándole cada mañana ¿que tal llegaste hoy?, riéndonos entre palabras y gestos en nuestras conversaciones, compartiendo con ella el rato en lo que termina su cigarro, enseñarle un poquito nuestra fábrica dándonos un paseo, .....

Hago, además de mi trabajo como secretaria, ese extra que me gustaría que me hicieran a mi si llegase a Paris sola, sabiendo chapurrear francés y sin conocer a nadie....sí, yo también lo agradecería.

Un beso de secre.

7 comentarios:

Mar dijo...

Pues si que alguien te ayude un poco en un pais que no es el tuyo se agradece.
Jajaja, aunque te puede pasar como a mi que vayas a NY entres en un cafe y digas "criee caffie (3 cafes)" y te contestes "caffie, caffie... sera coffie"

Dudu dijo...

Tu comportamiento no es sólo de buen profesinal si no sobretodo de buena persona (que es mucho más importante)

Elena dijo...

Thanks Dudú. Lo mas gracioso de la situación, es que ella es muy mona y soy la envidia cochina de muchos, ja,ja,...
Bss.

Filoabpuerto dijo...

Me da que las dos estais agusto con esa forma de relacionaros y es que cuando hay correspondencia en el trato las dos partes ganan, otra cosa sería que tú te dieras y no recibieras nada de la otra persona

Besotes

Merce

Elena dijo...

¡Y qué verdad más grande dices, Merce!
Bss.

Gemma Soledad dijo...

Elena yo he pasado por lo mismo, y es agotador!!. Además la chavala en cuestión medía casi dos metros, tenía los ojos azules y era rubia...(como tú de guapa)...y además era hija de mi jefe en Francia!!! fue agotador, salir de marcha, de cena, pendiente de ella todo el día, protegiéndola de buitres de la factoría en la que trabajábamos...pero fue muy reconfortante...después yo tuve que ir a la fábrica de Valencienes (Francia) y allí la tuve de anfitriona...y se portó genial :-)

Fdo.: Otra secretaria

Elena dijo...

Gema, que ilusión verte por aquí. Pues sí, también se agradece que la cuiden a una ¿verdad?..Bss