3/9/09

Vacaciones en Comuna

<<Un cubatita bien fresquito.JPG>>

Podemos plantearnos las vacaciones de dos formas distintas, por supuesto, ambas totalmente complementarias.

Una forma sería vacaciones familiares para salir de la rutina diaria (trabajo y colegio), por lo tanto, serían una vacaciones de todos los miembros de la familia, juntos y solos en cualquier lugar de la Tierra ¡genial!. La otra sería vacaciones para salir de la rutina diaria (familiar), por lo tanto, serían unas vacaciones donde compartiríamos las horas del día con amigos adultos e infantiles...vamos, lo que vulgarmente llamamos en casa, "Vacaciones en Comuna".

Las dos modalidades son buenas, necesarias y enriquecedoras. Las dos aportan paz, risas, distracción, amistad, unión, independencia. Las dos me gustan, pero reconozco que la opción Vacaciones en Comuna me encanta.

1º Los niños tienen amigos y apenas me reclaman....me dejan tiempo para hablar con jóvenes de mi edad., je,je,je....
2º Los niños en grupo generan roles, se adaptan, se complementan, juegan, pelean y vuelven a jugar.....aprenden a convivir y sociabilizarse, algo muy importante para mi.
3º Organización. Cuando todos sabemos que "Sebastián" no pudo venir a lavar los platos, hacer la comida, preparar la mesa, comprar la comida y demás .... no hace falta que nadie diga nada, siempre hay manos dispuestas para lo que haga falta .... qué decir, ¡así da gusto!
4º Los niños acompañan a lavar platos y descubren que no aparecen limpios al día siguiente por arte de magia. Y ellos contentos de hacer algo importante en la comunidad.
5º Un grupo adulto puede salir de "expedición: barrancos, vías ferratas, etc..." y el grupo que se queda en el campamento base, preparamos algo con los chavalotes.
6º CHAVALOTES: Dícese de un grupo de niños entre 9 meses y 12 años, hijos propios e impropios, donde comen, meriendan y cenan todos lo mismo, aunque a algunos les guste mas que a otros...¡es lo que hay!....seguimos con la educación, en este caso alimentaria. Ninguno destaca ni es más que otro.

En fin, quiero decir que este verano yo he estado en comuna en Pirineos y hemos pasado los 4 miembros de mi familia, ocho días buenísimos, con gente estupenda, amigos y amigos de mis amigos, entre risas y vaciles, recordando actos pasados y contando los presentes, aderezado todo con voces infantiles de fondo. ¡un placer haber conocido a algunos de ellos!. Incluso mi niña me lo dejó plasmado en una carta que me escribió allí en la "hora de pintura"...."¡Mamá, gracias por traerme aquí!". Mi chica!!!...

En esta vida creo que además de saber estar con los tuyos, hay que saber estar con más gente, amigos y/o familiares. El roce a diario hace que surjan historias, pero qué bueno es, que de cada una de esas historias podamos aprender más para nuestra propia experiencia. Todos conocemos a gente que por su forma de ser o de relacionarse, este tipo de vacaciones no les van y/o no saben disfrutarlas (respetable 100%). Aún así, yo te lo recomiendo, .....claro, recomiendo mi comuna Pirenaica, supongo que hay otras de probar una vez y nunca mas Santo Tomás....ja,ja,ja....que también las conozco ¡vaya que sí!.

Un beso de comuna ...blogosferamente hablando.

4 comentarios:

Enrique dijo...

Solo hay una cosa mala en todo esto, ¡¡¡ que se acaba cagando leches!!!, bueno ya vendran mas dias para disfrutar. aaaaaaadios.

Elena dijo...

¡¡Quique B...nana!! qué alegría verte por aquí. Un besote a la family avulense de adopción.

Dudu dijo...

Nuestras vacaciones han sido en comuna. En Galicia se han juntado los 8 hermanos/as de Sabi, con ella suma 9, más las respectivas parejas, más los niños, más los abuelos... treinta y tantos... un gran hermano a lo bestia... Encantador... no teníamos que estar pendientes permanentemente del peque y la mayor se volvió salvaje. Un día tuve que salir a buscarla por el pueblo porque no sabía dónde estaba. Se había marchado con dos primos de 6 y 7 años a jugar a la fuente do gaiteiro. Un día más tarde uno de esos primos se cayo en la fuente y se corto en la mano, resultado, dos puntos de sutura... pura niñez.

Anónimo dijo...

Espero que vuelvan pronto las vacaciones, vuelvo a necesitar tranquilidad. me ha gustado.