23/3/09

Paseo-Bici-Caída-Samur....¡qué tarde más chula!


¿Quién no se ha caído alguna vez de la bici?, pues ayer se estrenó mi niña. Gracias a Dios no se ha roto nada, solo magulladuras y quemazón de la caída en el asfalto. .... yo no la ví, estaba en casa reposando mi nueva lumbalgia, ... que ya tocaba ¿no?
Cuando oí la puerta me alegré pues llevaba 2 horas sola en casa y aunque parezca que no, se les echa de menos. Como las lumbalgias te obligan a ir despacito, oigo al nene que dice al entrar "¡hemos montado en un coche de policía y en una ambulancia!"....¿queeee? estás de broma... no mamá, que hemos estado con policías y con una ambulancia".....cuál es mi sorpresa que al bajar las escaleras veo que entra el padre con mi niña en brazos, con la cara sollá y llena de apósitos....glup, glup... aguantate las ganas de ¿chillar? ¿llorar? ¿......?
Me contaron que se cayó, perdió el equilibrio cuando se cruzó con otro ciclista en la Casa de Campo. Como Aitor y papá iban delante no la vieron caer, y al verla en el suelo sangrando por la nariz y con el golpe en la cara, no sabían si había sido cara con suelo o cara con manillar, ¡que mas da!... la debió doler mucho. Vamos, estoy segura que si yo me doy ese golpe aún estoy mareada, seguro.
Alguién llamó al 112 y allí se personaron los policías y el SAMUR, que está bien, en vez de ir tú al ambulatorio, pues es el ambulatorio quién viene a tí. Una vez reconocida y vista que no había rotura de nada, curaron las heridas y la cubrieron de apósitos. Llegó a casa con la nariz hinchadita ¡pobre mía!....."¡no te preocupes mamá, ya ha pasado todo, tú tranquila!".... y yo solo la abrazaba de rodillas frente a ella....¿lumbalgia? ¿que es eso? a mí se me quitaron todos los dolores en un segundo.
La duché, la observé, quise que estirara bien los codos y sí, uno está hinchado pero no está roto, anda coja del golpe en la rodilla, pero también está bien. La curé después y parecía una india apache con el betadine en la línea de la cara "¡qué fea estoy!" decía ella.
Después de un golpe en la cabeza, hay que observar si vomita o si ocurre algo raro. Nada, ella cenó, durmió bien y esta mañana iba al cole entumecida del golpe. Un poco de dalsy y un achuchón ha sido suficiente para ir contenta al cole a contar su experiencia con los enfermeros y con la policía....los dos, porque su hermano también participó de la experiencia.
Sustos nos han de dar, pero reconozco que se me encogió el pecho cuando la ví entrar a casa con esa carita..... no pudo entrar en mejores brazos, ...en los de su padre.
Un beso.

13 comentarios:

Mar dijo...

Vaya caida, madre mía normal que te asustases y es que las heridas que lleva son significativas. Cuando ella no se ha quejado desde luego es que no le duele, pero las molestias no se las quita nadie aunque los besos de mamá seguro que la calman y como bien dices aunque tu no estabas (casi pienso que mejor para conservar la calam) si estaba papá que seguro que aunque algo acojonado (la sangre es lo que tiene) mantuvo la compostura y le transmitio a los peques tranquilidad y valentía.
Muchos sana-sana para Paula.

Elena dijo...

Gracias guapa, a ver que nos cuenta esta tarde de su "día de protagonista" ja,ja...

laMima dijo...

Aishh....solo verla escuece.
Bueno, ya sabes que los moñacos son de goma y su capacidad de recuperación es más que envidiable.
Si están descartados males mayores piensa solo en lo requeteimportante que se habrá sentido hoy en el cole.
Mi Daniel daría lo que fuese por tener un día la policía tan cerca jajajajajaja
Dale un besico gordo de mi parte.

Elena dijo...

Gracias Inma, se lo daré. ¿Le gustan los polis a Dani?... pues mira tú que manera mas tonta de poder estar con ellos, ¡y dentro de su coche! claro, hasta que papá llego con el suyo, y es que empezaba a refrescar, ja,ja,...bss

Dudu dijo...

Mucho ánimo a la hija que le duele el cuerpo y a la madre que le duele el corazón.

Elena dijo...

Han venido del médico y tiene líquido en la rodilla y en el codo, así que guisantes congelados cada 2 horitas un rato...por lo demás bien. Gracias Dudú.

Mar dijo...

Bueno, lo importante es que este bien que mami ya se encarga de darle mimitos y ponerle frio para que se vaya el dichoso líquido.
Muchos besitos para las dos

Raquel dijo...

Pobre princesa... Bueno, me alegro de que no haya sido nada "grave" y no se haya roto nada. La verdad es que es muy valiente, en vez de llorar ella te decía que te calmaras tú! jejeje. Es un amor.

Elena dijo...

Sí Raquel, tienes una prima que es una tía cojonuda, piensa en los demás y trata de que no te preocupes...¡me la como! bss

Larrey dijo...

Yo solo he tenido un susto, Rubén con dos años y una bici de esas de impulsarse con los pies, se chocó contra una pared y salió despedido contra ella. El corazón en un puño hasta que ví que los reflejos amortiguaron el golpe. Pero ayer en un parque una madre y mi niña, donde está, donde está, en lo algo de la escalera del tobogán, no, en lo alto no, que se acaba de caer, pun, contra un peldaño. Sonó de tal forma que se hizo el silencio y todo el parque observó como la madre la cogía en brazos, como no lloraba, niña, mi niña, llora, llora...y nada, sollozos, el corazón en el pecho teníamos todos. La madre salió corriendo. Hoy la hemos visto, todo bien, ocho horas en observación en el hospital y un scaner para descartar males mayores. No era mi hija y todavía tengo el susto en el cuerpo.

Elena dijo...

Pues sí, vaya susto se dió esa madre. Lo que le pasó a Rubén también le pasó a Aitor en la manga, directo de cabeza contra una pared de bultitos (tipo gotelé)...¡que ostia se dió!...cuando oyes, ¡no pasa nada, si son de goma! ¿de gomaaaaa?, no, de goma no. No es momento de calmar el llanto sino de observar si hace, dice o le ves algo raro...observación ante un golpe XD, que los niños no son de goma. Sí es cierto que si yo me doy ese golpe,.... no se, jaqueca segura por 1 año entero, seguro.

Ayer tir vino a verme al trabajo y mi jefe le preguntó por la peque, por la situación en sí que vivió y dijo "en esos momentos, te hubiera gustado caerte tú en vez de ella, pero....!

Mar dijo...

Uff, estoy de acuerdo con Tir que nos pase a nosotros antes que a ellos es lo que elegiriamos todos, pero no puede ser... así que lo importante es que todo se quede en un susto y que podamos contar la anecdota luego, con todo nuestro dolor por verles con heridas o malitos pero saber que ha sido sólo un susto.

Dudu dijo...

Mi abuela decía muy a menudo: "como te ves, me he visto y como me ves, te verás".
Pues tenía muchísima razón la jodía. Ahora entiendo a mi padre. Yo de niño tuve tres golpes en la cabeza (dado el tamaño no podía ser en otro sitio) con sutura de puntos. Pues las tres veces mi padre me echó la bronca por haberme caido (dos) y por haber cabeceado una columna. Y yo no entendía porque se enfadaba cuando debía darme mimitos. Hoy cuando yo he tenido algún susto como padre, de los nervios también la he echado la bronca para después abrazarla y besarla. Y más tarde al quedarme solo tener que tomarme una tila.