18/3/09

Parecidos familiares


"¿A quién se parece este bebé?", esa es una frase que seguro habreis oído montones de veces, sobre todo tumbada en la cama en la habitación del hospital. Lo de los genes es muy muy curioso.


En mi caso hubo incluso apuestas en el primer embarazo, ya que las narices de los progenitores son bastante distintas, la de mi querido es más tocha y la mía pequeña, chata y respingona. A pesar de ser la nariz más pequeña, debe ser el gen mas fuerte porque los dos niños han sacado mi nariz...."¡menos mal!"... fue un dicho popular, ja,ja,ja.


A pesar de que los bebes no tienen aún definidos sus futuros rasgos, el aire sí lo tienen. Paula tenía el aire de Tirso, incluso de mi suegro. Con el paso del tiempo el aire sigue estando, Paula es Tirsita pero con mi nariz y los ojos siguen pareciéndose a los de mi suegro. Lo de Aitor es más fuerte, quiero decir, si algún día mi cuñado tiene un hijo (q por el momento no le veo yo con ganas), no se si se parecerá tanto a él como Aitor. En cuanto nació vimos que era como Oscar y hoy, 5 años después, sigue siendo Oscar, bueno Oscar mejorado (a mi gusto) y con el color de ojos y la nariz de mamá.


Y no solo en el físico, digamos que mi suegra está reviviendo con Aitor un segundo Oscar, en cojones, en cabezón, en fuerza, hasta tienen el mismo tipo de cuerpo en bañador.... un día fueron de la mano a por pan y vino diciendo que un vecino le dijo "¡cóño Oscar, has tenido un hijo!"... "que no, que es mi sobrino"... y es que se parece mas al tío que a su propio padre,... prometo que no hice nada con otro que no fuera mi santo, pero los genes son así de caprichosos.


Cuando están dentro de la tripa soñamos con cómo será, a quién se parecerá, de quién sacará el color de los ojos..... y cuando nace lo que vemos es al bebé mas bonito, precioso y perfecto que la vida nos ha regalado ¿a que sí?, ...por cierto ¿a quién se parecen los tuyos?


Un beso.

6 comentarios:

Mar dijo...

Jajaja, que curioso que sea tan parecido a su tio.
Pues el mío tiene un poco de todo, la parte de arriba es de su padre sin duda (nariz y ojos) pero en la boca dicen que se parece a mí.
Las pestañas tan laraga no sé de quien las habrá sacado y la cabezonería yo digo que a su padre jajaja.

Marijose dijo...

Cuando lo vi por primera vez se me vino a la cabeza mi hermano, pero el resultado, clavadito a su padre. Son Pin y Pon. Lo unico que he puesto yo es el morenito de piel y el pelo.

Elena dijo...

Mar, la verdad es que hasta que no ví a Pedro sin gafas, no entendía los ojos tan rasgados de Alberto...después lo comprendí todo todo...es "chinito" como papá, ja,ja,...y dí que sí, tu barre la cabezonería para él, que ya se encargarán ellos de devolvérnosla.

Marijose, la verdad es que ver al papá tan rubio de ojos claros, con el peque tan moreno de ojos oscuros que es un contraste total, ¡hasta en el nombre se parecen! ¿no?...ja,ja,..

Dudu dijo...

Mis hijos se parecen tremendamente a su padre... asi que supongo que será fácil localizarle....je,je,je

Elena dijo...

¿quizás mirándote en un espejo? ja,ja,...chico, perdona pero he tardado en coger el chiste...¡XD que lenta de reflejos!

laMima dijo...

Uf...con Daniel siempre lo hemos tenido chungo. No acaba de parecerse a nadie (físicamente, el carácter es claramente mío..con mejoras), se da un aire a mi padre...a Miguel Angel (mi marido) cuando era pequeño...pero no es algo tan claro como lo que cuentas de tu hijo.
El caso de Ainhoa es más curioso. Claro, distinguir un parecido entre los rasgos propios de la acondroplasia puede parecer imposible...pero no. Debajo de la mutación está su genética, esa que sí ha heredado.
Y cuando el otro día cogí de nuevo mi foto en la silla de paseo...no tuve duda hija. Y no te sé explicar lo orgullosa que me sentí en ese momento. No puedo.