24/3/09

El hueso de melocotón de mamá



"¡Mamá, mamá, enséñale el hueso de melocotón que te comiste!"....


Me confieso, soy reincidente, 3 veces por falta de una, 3 gangliones con sus 3 operaciones, 3 rayitas llevo por pulseras, .... bueno, para ellos éste último era tan grande, que les dije que era un hueso de melocotón.




El Ganglión (del griego ganglia: nudo de tejido) es un pseudoquiste de la cápsula de la articulación o de la vaina sinovial que está relleno de un contenido viscoso gelatinoso (mucina). Se forma un tumor doloroso, generalmente en el dorso de la muñeca, como se ve en la imágen. Información más detallada sacada de intenet.



Estos gangliones son un tanto "plastas", se regeneran, en mi caso han sido ya 3 veces y espero que no haya más. Cuando el ganglión está dentro de la articulación de la muñeca, duele muchísimo, apenas tienes movimiento en esta articulación. El simple hecho de partir una tarta, te das cuenta que no puedes partirla, la muñeca lanza un agudo dolor que hace que se te vaya la fuerza en la mano y sueltes el cuchillo.


El último no me molestaba tanto, quiero decir, al estar afuera lo normal era que ver las estrellas y júpiter si chocaba el ganglión con algo, que más de una vez chocó, claro. Cuando el traumatólogo lo vió me dijo "Jamás animaría a nadie a que se operase por estética, pero nunca vi ganglión igual de grande, debes de quitártelo aunque no te moleste mucho!", así que me quité mi hueso de melocotón por tercera vez con algo de reticencia y es que no tengo un grato recuerdo de las operaciones de los dos anteriores. Esta última ha sido la mejor, tanto la operación como la recuperación.


"mamá, ¿donde está tu hueso de melocotón?.....magia, ya no lo tengo"


Un beso.

7 comentarios:

Mar dijo...

Madre mía, desde luego es creible lo de que te has tragado un huseo de melocotón.
A mi también me sale un bultito pero en la cara interna de la muñeca y desde luego es bastante menor aparece y desparece pero nunca ha sido tan grande y normalmente lo soluciono con presión (muñequera unos días y fuera).

Elena dijo...

En el mundo de los gangliones, mi experiencia es amplia, he tenido gangliones pequeños que iban y venían, algunos medianos que se reventaban y al tiempo se rehacían, otros que no se veían y otros que eran muy vistosos...tuve uno quizás tan grande como el último, y esperando a que me llamaran para operarme se reventó, y eso duele mucho mucho, todo el líquido repartido por la muñeca es un dolor increible. Después se volvió a rehacer él solito, y ese sí dió tiempo a quitármelo, ese es el hueso de melocotón, ja,ja,...al principio se lo creyeron, luego ya no.

Dudu dijo...

Joder!!!!
Quizás lo que deberías hacer es no volver a comer melocotones... ni ninguna fruta con hueso!!! que luego pasa lo que pasa

Elena dijo...

Dudú, es que me lo has puesto en bandeja...frutas sin hueso, frutas sin hueso....EL PLATANO,...ja,ja,.. a mí me gustan los plátanos maduritos, los verdes saben a madera....

Larrey dijo...

Podrías dedicarte a dar conferecias sobre esto, niña, que dilatada experiencia que, sí, terminó ya ¿no?

Elena dijo...

De momento sí, Larrey, lo que pasa es que entre el primero y el tercero han pasado 12 años, con lo cual......hoy por hoy, TERMINÉ de gangliones.

laMima dijo...

Pedazo "huesodemelocotón" hija, está visto que te vas superando.
A mi sobrina también le han salido un par de veces pero, curiosamente, desaparecen como por arte de magia en cuanto la citan a quirófano. Y ya van dos veces...es curioso. (En la familia tenemos alguna teoría al respecto jeje...)
Eso sí, los suyos son pepitas de limón al lado del que nos enseñas. Y no se queja de dolor.
Venga, a ver si es el último. Cruzaremos los dedos.