25/4/07

Angel de la Guarda



"Angel de la Guarda, dulce compañía, no me dejes solo, ni de noche ni de día, por donde yo vaya, se mi luz y mi guia"...
Estoy convencida de que nuestros hijos tienen un Angel de la Guarda trabajando 24 horas, y es que si no, no me explico cómo no les ocurren más cosas...
Unas veces, las más, estamos atentos y evitamos accidentes, pero otras "¡casi, casi..! si se llega a dar un poco mas arriba, si se llega a dar un poco mas abajo"....o aquellos golpes que si me los doy yo, estoy mareada hasta mañana...
La edad de empezar a andar es complicada, la sien de los chiquillos está a la altura de todos los picos de la casa, del mueble, de la tele .... y cuando tropiezan suele hacerse el chichón encima del de anteayer ¿verdad q sí?.
Si es verdad que existe y está con ellos, espero que siga por muchos años. Es de agradecer un cuidador extra cuando, a pesar de nuestro recelo, les perdamos de vista cuando estén con sus amigos...."ley de vida" que dicen....

5 comentarios:

Larrey dijo...

No tenemos un angel de la guarda, lo que tenemos es un cuerpo de chicle que luego pasa a ser de goma y después, a poco que te dejes llevar, se convierte en un tronco...

Dudu dijo...

Mi hija tiene casi 18 meses. Ya ha pasado de andar a comenzar a correr... y es un peligro. Tengo la casa totalmente pertrechada contra ella. Cajones cerrados, armarios bloqueados, enchufes tapados, etc.. Y aún así el otro día tocó la plancha, menos mal que llevaba un rato apagada y todo quedó en un susto.

Elena dijo...

Cierto es q con la edad uno se vuelve mas duro...¿en todos los sentidos?..

Teníamos que hacer un libro "sustos que me ha dado mi hijo"...¿para que queremos la pelis de sustos si ya los tenemos en directo?

Larrey dijo...

ejemplo de este puente: rubén se cayó (vestido y todo) a la piscina. Estaba con su madre, así que ese no fue el susto. El susto fue que estaba con mi hermana y su prima, y ella pensaba que estaba con su prima y su padre. El caso es que me voy y al minuto vuelvo y ¿dónde está Rubén?¿No estaba contigo?. Salgo corriendo directo a la piscina, y ahí estaba el tío, haciendo de socorrista. Me temblaban las piernas de imaginar que en ese minuto se hubiera caído y lo hubiera tenido que sacar del fondo. En fin, que miedo...

Loc@ dijo...

Si, esas edades son mortales, su vitalidad puede con todo, todo les pilla a la altura de la cabeza, como bien dices, pero ellos ... tienen que experimentar, y nosotros ... vigilar en la distancia, pero, ay! siempre hay algún momento sorpresivo, de los de ¡lo que podría haber pasado!
Aprendemos a golpes ... siempre. Buena noche. PAQUITA